El alumno
es el centro

El trabajo con los alumnos pretende centrarse en la enseñanza de los valores humanos, poniendo foco en la formación personal, no sólo en la profesional, y reforzar valores que consideramos altamente importantes en los tiempos que corren como el esfuerzo, el respeto, la exigencia y la búsqueda de metas.

Motivación

Motivar al alumno es uno de los principales trabajos de nuestro centro y una de las partes más importantes que la gran mayoría de niños/as necesitan hoy en día. Cuando hablamos de motivación hablamos de la parte humana, del cariño y de tener muy claro que todos los alumnos/as, sin excepción, tienen un “DON”, algo que hacen muy bien, y es ahí donde es tan importante trabajar la motivación y autoestima de los niños/as desde edades muy tempranas.

Refuerzo Positivo

Muy importante por encima de todo es premiar la “Actitud “de un alumno. Premiarle que lo intente aunque el resultado no sea el esperado; eso no importa, lo realmente importante es valorar el esfuerzo, la intención; de esta manera para su próximo objetivo el alumno/a  lo intentara de nuevo con ganas e ilusión y con la gran fortuna de aprender de los errores anteriores

Constancia

Esta es una de las mayores virtudes que podemos inculcar y enseñar a nuestros alumnos/as. Enseñarles a trabajar a diario, sin excepción, desde el primer día, generamos a que aprenda un hábito que les ayudara para el resto de sus vidas.

Clases

Nuestras clases están enfocadas en enseñar a nuestros alumnos un hábito de estudio y lograr que lleven todas las asignaturas al día. El objetivo es enseñarles a estudiar cada una de las asignaturas de manera que sean independientes y puedan adquirir las técnicas necesarias para solucionar los problemas que les surjan del día a día. El Centro Educativo Especializado Borja ofrece a todos sus clientes un servicio único ya que es el primer centro que es capaz de impartir todas las asignaturas en inglés.

Idiomas

En la actualidad aprender lenguas extranjeras es una necesidad tan, o más importante, que una carrera universitaria. Esta realidad lingüística, propia de un mundo global, impone grandes desafíos a los aprendices, ya que además del dominio de su lengua materna deben desarrollar su competencia comunicativa en determinada lengua extranjera y en distintos contextos comunicativos.