foto Alicia 2

El blog de Alicia – Proyecto Hombre (04/10/2017)

Este fin de semana mi madre ha venido horrorizada casa.  

¿La causa? se tomó un café con una compañera, la cual le contó que su sobrino de 14 años estaba tratándose en Proyecto Hombre por una adicción terrible al móvil  

Mi madre -que ha trabajado la friolera de 39 años con un abogado y por ende ha visto de todo en su oficina- entendía que Proyecto Hombre es algo así como el último recurso de los yonkis y los delincuentes. Ese sitio donde los makinavaja de turno que llevaban ya sus añitos con los porritos -y otras drogas no tan blandas-  se comprometían a ir a cambio de que el juez les redujera la condena sensiblemente. 

Esos coleguitas –que de vez en cuando pasaban por el despacho- lucían cada vez menos dientes, menos masa corporal y más marcas por el brazo.  

Algunos dejaron de ir, evidentemente, bien por el transcurso natural de la condena o por el transcurso natural de la vida en general.   

Y de repente le sueltan que está yendo al mismo sitio un chaval de 14 años por la adicción al móvil 

¿Pero para tanto es? Me preguntaba 

Pues hombre, los dientes no se les caen y no mueren por eso –le explico- pero sí que los jóvenes de hoy en día experimentan con el móvil lo mismo que con las drogas.  

Le expliqué que desarrollan una adicción similar; que los chicos se levantan pensando en escribir por WhatsApp, en colgar Instastories  o en ser la última sensación en Musica.ly. Y que todo eso engancha

Le expliqué que el subidón que sienten al verse aceptados y respondidos al instante es similar a cualquier viaje de LSD y que por el contrario, si no lo consiguen, comienzan a ponerse agresivos.  

Le conté que estos chicos pueden mandar más de 500 mensajes al día, que se quedan hasta las tantas de la mañana conectados y que cuando los padres les quitan el móvil de las manos se ponen violentos. 

Alucinó con todo esto 

Mi madre, que ya le quedó muy atrás eso de educar a un hijo siguió preguntándome: Pero, ¿a esto como se llega?  

La verdad que es la pregunta clave. Esto es lo que le dije:  

Fíjate cuando estés en una terraza de cualquier sitio. Mira bien a los padres de alrededor. Tienen en brazos a los niños de entre 1 y 2 años y ¿qué tienen los niños en la mano? El móvil de papá. Están viendo dibujos  

Esos niños después crecen. Con cinco años ¿crees que van a preferir dibujar o pintar antes que seguir viendo dibujos en el móvil? Además mamá se ha bajado juegos, ¿para qué más? 

A los 9, por la comunión, les suelen regalar móviles. ¡Y qué móviles! Eso hay que llevarlo al cole para que lo vean los compañeros y los demás padres, ¿no?  

A los 12 empiezan con el WhatsApp. El comienzo del fin. Adolescentes inseguros con una conexión inmediata a todos los compañeros y conocidos de clase. Es necesario para ellos encajar, conectar y ser el más guay  

Y a los 14 ya están perdidos  

¿Cómo evitar todo esto? 

Enseñándoles que el móvil es una herramienta.  

Es necesario que entiendan que en primer lugar,se lo tienen que ganar, no es una obligación tener móvil.  

En segundo hay que enseñarles a gestionarlo; siempre que se use será con un tiempo establecido y después de haber cumplido con las obligaciones (estudiar, ayudar en casa, etc 

Y con gestionar no solo queremos decir poner horarios

Hay que explicarles qué es normal y qué no, qué se puede hacer y qué no, qué se puede decir y qué no, en quién pueden confiar y en quién no y por supuesto cómo actuar en caso de que les esté pasando algo fuera de lo habitual.

Todo esto lo decimos porque la adicción no es el único peligro que acecha detrás de las pantallas. Acoso, ciberchantaje y ciberbuylling son términos que están a la orden del día en cualquier telediario.

Pero de estos temas hablaremos más extensamente en otra ocasión

De momento un poco de sensatez. Si estamos en un sitio que así lo permita, instad al niño para que vaya a jugar a los columpios o eche a correr. Que no pasa nada porque se caiga y se manche si se lo está pasando bien.  

Y por favor un poco de sensatez. Os aseguro que a un niño de 9 años no le hace falta un iPhone

famil3

Colección “Saber educar a tus hijos” ( Escuela de padres y madres CeeBorja )

famili6 famili5 famil4 famil3 famil2 famil1

– Tomo 1. Saber qué hacer cuando tienen un berrinche. 24,95€

– Tomo 2. Que hagan las cosas cuando se les pide y no después de repetirlo mil veces. 24,95€

– Tomo 3. Cómo evitar una úlcera, consecuencia de tantas broncas familiares. 24,95€

– Tomo 4. Deberes y colegio. Que aprendan a estudiar solos. 24,95€

– Tomo 5. Gestión de Play, móvil y otros vicios 24,95€

De venta en El Corte Inglés y en Amazon

No existe, pero si existiera estarían agotados todos los ejemplares el mismo día de su lanzamiento

¿Por qué? Muy sencillo, porque nadie os enseña a ser padres.

Pero, ¿por qué es tan difícil educar a nuestros hijos hoy en día? “No puede ser tan diferente a cuando me educaron a mí”, os plantearéis muchos de los padres que estáis leyendo ésto.
Os equivocáis, completamente.

¿En vuestra época había móviles? No. ¿Había internet? No. ¿Habíais oído hablar del déficit de atención? No. ¿De Play Station o de Xbox? Tampoco. Y así podemos seguir con un millón de ejemplos

Hoy en día el mundo cambia cada segundo; vivimos en una sociedad enganchada a las redes sociales y al móvil y sin embargo las personas hablamos menos que nunca. Disponemos de mil alternativas de ocio pero nuestros jóvenes están siempre aburridos. La educación cada día es más individualizada y más adaptada a las necesidades de los alumnos y por el contrario éstos cada vez estudian peor y sacan peores notas.

Entonces, ¿qué está pasando? Muy sencillo, que el mundo está cambiando y la familia junto con su manera de educar, tiene que hacerlo con él.

No podemos educar comos se hacía hace veinte y treinta años porque la sociedad actual no es la de hace veinte y treinta años. El problema es que nadie os dice cómo hay que hacerlo hoy en día

Nadie, hasta ahora.

En CEE Borja trabajamos no solo con nuestros alumnos, si no también con vosotros, con las familias, enseñándoos cómo hay que educar en un mundo tan dinámico como el actual.

Hemos localizado los principales problemas a los que os enfrentáis las familias día a día y les hemos buscado una solución.

Falta de un firme sistema de valores donde prime el esfuerzo y el trabajo diario sobre todo lo demás, una comunicación ineficaz entre los miembros de la familia -lo que conlleva estar todo el día gritando y discutiendo- y por último una falta de hábitos y técnicas de estudio de vuestros hijos.

Sabemos que todo ello acaba suponiendoos tardes enteras de discusiones y gritos para conseguir que se sienten a hacer las tareas.

Esa no es vuestra función. No sois profesores, sois padres. No sois ogros ni policías que tengan que estar todo el día detrás de vuestros hijos. De todo eso, nos encargamos nosotros de ayudaros y enseñaros a que lo gestioneis de forma correcta , en función de las necesidades específicas de cada una de las familia que acudís a nuestro Academia . ( Escuela de Padres . )

¿Quieres saber más?

www.ceeborja.com

848 410 690

matricula 2017.2018

¡Abierta matriculación gratuita!

PINCHA EN ESTE AUDIO PARA PODER ESCUCHAR EL ANUNCIO DE RADIO:

 

  • “Yo creo que mi hijo no aprovecha las horas que estudia”
  • “Para todas las horas que invierte mi hijo, luego no se ve reflejado en las notas”
  • “Yo creo que me hijo no sabe estudiar”
  • “Nos pasamos las tardes sentados con él estudiando y no hay manera que apruebe” 
  • ” No hay manera de que suelte la Play y se ponga a estudiar”
  • “Nos pasamos el día entero de broncas por las dichosas tareas”

Y así podíamos llenar páginas enteras.

¿Os suena? Seguro que sí. Es la tónica general en el 98% de familias hoy en día.

Nuestro trabajo consiste en invertir todas esas situaciones; conseguimos que vuestros hijos se pongan a estudiar de forma autónoma y efectiva, que entiendan que privilegios como la Play o el móvil van después de obligaciones como los deberes o hacer las tareas de casa. Y también conseguimos que las broncas en casa se acaben; os enseñamos a llevar una buena comunicación familiar.

Nuestro objetivo es formar a nuestros alumnos en valores como el esfuerzo, la constancia y el respeto. Es lo que en CEE Borja llamamos ACTITUD.

Así conseguimos personas motivadas, con autoestima y con una BUENA ACTITUD frente a sus obligaciones, tanto escolares como domésticas.

De la misma forma conseguimos que los padres os dediquéis precisamente a eso, a ser padres. Queremos que dejéis de lado los roles de profesores y ogros. Queremos familias felices.

Todo ésto no es más que una breve pincelada de nuestro trabajo diario.

Desde CEE Borja os invitamos a que os informéis sin compromiso: podéis llamarnos al teléfono 848 410 690 y concertar una cita para ver nuestras instalaciones y método de trabajo, podéis mandarnos un correo a ceeborja@hotmail.com y contarnos vuestro caso de forma detallada y por supuesto podéis moveros con total libertad por nuestra página web, nuestro Facebook o nuestro Instagram.

¡No os quedéis con dudas! ¡Informaos sin compromiso! Hasta final de septiembre la mtrícula es gratuita.