Estudiar bien no significa estudiar mucho. Implica saber organizar el tiempo de estudio, utilizar los materiales necesarios, establecer unos objetivos y seleccionar unas estrategias. Cuando se sabe estudiar, se consigue rentabilizar el tiempo y lograr con esfuerzo, un mayor éxito.

Uno de los objetivos del C.E.E BORJA es enseñar a estudiar a nuestros alumn@s, convertirles en alumnos competentes y autónomos, que sean capaces de desenvolverse en el día a día con facilidad y seguridad. De ahí nace este proyecto educativo.

Como hemos comentado, el Proyecto C.C.E.BORJA está enfocado con el fin de formar personas con valores, que luchen día a día por lo que quieren conseguir. El trato humano y personal con cada uno de nuestros alumnos y alumnas es fundamental para llevar a cabo esta meta y poder acabar el largo camino de toda la etapa educativa de manera satisfactoria.

La metodología que aplicamos en C.E.E BORJA es totalmente novedosa y distinta de cualquier otra. Las utilizamos de forma mayoritaria en Educación Primaria, E.S.O, Bachillerato y es una aproximación al llamado método hipotético- deductivo.

Nuestra particular filosofía de trabajo se basa en que la educación de hoy en día es demasiado permisiva y no está adaptada a las necesidades y gustos de los alumnos. Por ello, cuando acuden a nuestro centro, nos encontramos con problemas principalmente, en la actitud para afrontar el día a día. Están desmotivados y desorientados, no saben estudiar y no tienen hábito de estudio.

Otro aspecto importante dentro de la metodología de C.E.E BORJA, es la planificación de las clases.

Planificamos cada hora de estudio y realización de tareas ya sea en el centro, o fuera de él, en función del estilo de aprendizaje de cada alumno. Emplear el tiempo de forma eficaz es fundamental para una buena organización educativa y personal.

Nuestro método no sólo consiste en clases puramente teóricas.

En lugar de transmitir conceptos abstractos, se resuelve un problema. Al vincular las definiciones a un ejemplo práctico, el estudio se convierte en un juego para el alumno, lo que facilita la comprensión de la teoría de una forma práctica y divertida.

La planificación es fundamental. Día a día planificamos las asignaturas del alumn@ y sus horarios de trabajo de tal manera que el tiempo que empleen sea eficaz y puedan abarcar durante toda la semana las distintas asignaturas.

Al comienzo del curso y al inicio de cada evaluación mantenemos contacto con los tutores/padres ya sea en persona, telefónicamente o a través del correo electrónico. De esta manera podemos controlar y saber cómo está trabajando el alumn@ fuera de nuestro centro y poder determinar la evolución de 3 aspectos que consideramos fundamentales: Actitud, Atención y Participación